Torres de refrigeración: Seis consejos prevenir legionela

Recientemente, la Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías (AEFYT) ha publicado seis consejos destinados a los propietarios de Torres de refrigeración (responsables del cumplimiento del Real Decreto 865/2003 por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis). La AEFYT recomienda que apuesten por tecnologías seguras y energéticamente eficientes al tiempo que se minimice el riesgo de brotes de legionelosis.

El empleo de la refrigeración evaporativa está ampliamente extendido en el sector industrial y en el sector terciario, incluyendo los hoteles. Estos equipos permiten a estos sectores realizar los procesos necesarios para que funcionen, a la vez consiguen contener el consumo de recursos energéticos y agua.

Como inconveniente, las torres de refrigeración son susceptibles de riesgo de proliferación de la bacteria legionella. Durante el verano con el aumento de la temperatura, la legionella es un peligro potencial para la salud sobre todo para ciertos grupos humanos.

Las recomendaciones publicadas por la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (AEFYT) son:

  1. Aplicar y conocer el Real Decreto 865/2003 para la prevención y control de la legionelosis.

Las recomendaciones de mantenimiento de los fabricantes toman estas normas como base, aunque en muchos casos las amplían y mejoran.

  1. Asegurar el correcto funcionamiento de los equipos.

Llevando al día los controles y limpiezas periódicas recomendadas por los fabricantes. Debe respetarse escrupulosamente la periodicidad establecida.

  1. Preocuparse por el diseño del equipo.

Renovar los equipos de más de 20 años. En la actualidad, el diseño de los equipos de enfriamiento evaporativo incluyen numerosas mejoras destinadas a eliminar las condiciones que favorecen la multiplicación de bacterias, así como a minimizar el arrastre de aerosoles de agua en la descarga del aire de los equipos.

 

  1. Examinar el emplazamiento de la instalación.

No situar los equipos de enfriamiento evaporativo en zonas de paso de personas. Así se evita el riego de inhalación del aerosol. Existen muchas dudas sobre que la bacteria pueda sobrevivir varios metros sin la presencia del medio hídrico que le proporcionan las microgotas, por lo que el emplazamiento es vital para que no puedan ser inhaladas.

 

  1. Mantener los libros de control de mantenimiento al día.

Fomentar que el libro de control y los trabajos sean realizados por empresas de probada reputación.

 

  1. Fomentar el control de la legionela en invierno.

El mantenimiento de una torre, si biensencillo, es una labor que debe realizarse con la periodicidad recomendada por el fabricante durante todo el año.

Fuente: AEFYT

Posted in Legionella and tagged , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.