Plagas en alimentos almacenados

Hallar plagas en los alimentos almacenados es muy frecuente y supone la generación de mermas en las materias primas y el riesgo de poner en peligro la calidad del alimento procesado. Los productos almacenados están amenazados por diversas plagas desde el cultivo hasta el momento en que el alimento elaborado es consumido.

Para el seguimiento de las plagas en los alimentos almacenados existe una variedad de herramientas de monitoreo y toma de medidas (biológicas, físicas y de control de plagas). Podemos encontrar 2 tipos de poblaciones de insectos en los alimentos almacenados. Por un lado encontramos aquellos insectos que originan una pérdida económica inmediata al infestar productos básicos (alimentos primarios) y por otro aquellos insectos que viven en los residuos de alimentos y en los equipos e instalaciones.

Es por ello que la correcta gestión de las plagas en los alimentos almacenados se rija por los siguientes 4 etapas:

Prevención, a través del establecimiento de un procedimiento operativo estándar de inspección periódica y exhaustiva de los productos y suministros recibidos. Por ejemplo, mediante el empleo de una linterna y a la vez se toman muestras de todos los palets y cubetas con el fin de evitar el acceso de plagas.

Una vez que los productos han sido aceptados, deben estar protegidos de daños adicionales, incluyendo el manejo de materiales, su movimiento, el control de las temperaturas altas o la existencia de humedad excesiva. Si se producen derrames deben limpiarse sobre la marcha al igual que se deben eliminar los paquetes rotos.

Detección, basada en un programa que debe comenzar con la segregación de productos potencialmente infestados, seguida de la inspección en profundidad de los artículos circundantes, el conocimiento y la participación inmediata del responsable de calidad de la planta y el seguimiento de la fuente de la infestación siempre que sea posible. Si se detecta una infestación en los materiales entrantes, es esencial evitar que el producto acceda a la instalación.

Si se detecta una infestación en el almacenamiento, puede ser difícil determinar el origen de ésta, por lo que como respuesta inmediata se tiene que poner en cuarentena o segregar el producto del resto de los productos almacenados. Para ayudar a contener la infestación, el producto debe separarse en una cubeta aislada o en un habitáculo separado a una temperatura inferior a 15º C evitando de esta forma el vuelo y la actividad del insecto. Posteriormente se inspeccionará en profundidad el área donde se localizó el producto infestado, limpiándose a fondo y valorando la necesidad de emplear biocidas.

Para el Control existen distintas estrategias, debiéndose considerar si la plaga está en el alimento o en la cadena de elaboración. Así se puede considerar la interrupción del apareamiento como una herramienta tanto para la prevención como para el control. Otro método es el empleo de biocidas reguladores del crecimiento. En el caso de detectarse insectos que se arrastran es conveniente inyectar insecticidas en las grietas o fisuras y las temperaturas de almacenamiento deben mantenerse por debajo de los 15º C y con una humedad relativa baja (40-45%). Por último se puede fumigar con fosfina.

Por último y no menos importante es tener implantada una Vigilancia continua que sirve para evaluar la eficacia del programa y reducir el potencial de infestación. Esto debe incluir el monitoreo con trampas de feromonas y alimentos, inspecciones detalladas mediante el empleo de una linterna para localizar infestaciones ocultas o condiciones propicias para infestación, evaluaciones de riesgos de inocuidad de alimentos realizadas según sea necesario y el registro de la evolución de las plagas en el tiempo junto a planos y fichas de las áreas de vigilancia y/o sospecha de infestación.

Posted in APPCC-Industria alimentaria, Control integral plagas, Insectos, Roedores and tagged , , , , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.