Exterminar hormigas en fábricas de alimentos o bebidas

La especie de hormiga que tiene mayor probabilidad de perturbar una fábrica de alimentos o bebidas depende principalmente de la zona donde la instalación este ubicada y del tipo de alimento que elabore. Exterminar hormigas en fábricas de alimentos o bebidas requiere un análisis en profundidad y frecuentemente el asesoramiento y conocimiento profesional.

Los distintos tipos de hormigas poseen diferentes hábitos, comportamientos y preferencias alimentarias, incluso éstas ultimas cambian en función de los requerimientos de la colonia.

Aunque con su actividad puedan transportar y transferir bacterias, no suelen ser un problema como lo son las cucarachas o las moscas que se alimentan y reproducen en áreas patógenas. Sin embargo si localizan alimentos accesibles generan filas de hormigas en continuo transito desde el alimento al hormiguero, pudiendo crear riesgos de adulteración del producto fabricado y alrededor de las áreas de procesamiento y almacenamiento.

Las hormigas pueden ser insectos muy irritantes, atraídas por alimentos dulces un día y por proteícos otro. Así un día las hormigas pueden buscar las proteínas necesarias para que la reina ponga sus huevos y en otro, pueden buscar grasas para almacenarlas para obtener energía. Por lo tanto, el comportamiento de las hormigas puede cambiar en función de los alimentos que necesita la colonia.

La acumulación de alimentos o los derrames pueden ser los responsables de atraer a las hormigas a las áreas de almacenamiento donde los alimentos han permanecido sin moverse durante un tiempo. Si hay derrames, es muy probable que los encuentren y atraigan a la colonia.

Por ello en las fábricas de alimentos o bebidas se debe prestar especial atención a las salas de descanso y zonas de comida del personal, donde suelen pueden producirse derrames de alimentos, así como a los vestuarios de los empleados donde se pueden almacenar alimentos abiertos. Debe programarse limpiezas periódicas que además de proteger la instalación contra las cucarachas y los roedores también lo hará contra las hormigas.

Las hormigas pueden entrar en los edificios a través de huecos, grietas y fisuras, así como por las puertas y ventanas abiertas. Por lo tanto, el primer paso para mantener a las hormigas fuera de la fábrica de alimentos o bebidas es seguir las prácticas estándar de impermeabilización contra las plagas: “sellar todos los huecos, grietas y fisuras; manteniendo las puertas y ventanas cerradas; y asegurándose que éstas estén lo más herméticas posible, instalando si es preciso burletes”.

Es importante ser proactivo con la exclusión de las hormigas. Cuando las temperaturas caen en el otoño y el invierno, las poblaciones que buscan lugares para pasar el invierno pueden moverse desde el exterior al interior generando serios problemas.

Cuando la actuación del control profesional es necesaria, el empleo de cebos alimentarios no repelentes de acción lenta ofrece los resultados más eficaces. La hormiga ingiere el insecticida y lo transporta en su cuerpo al interior del hormiguero.

El profesional en control de plagas se centra inicialmente en inspeccionar buscando la presencia de hormigas, tanto fuera como dentro de la planta, buscando las áreas y alimentos que puedan ser atractivos para las hormigas, así como aberturas y defectos estructurales a través de los cuales puedan penetrar. Ello permite establecer un diagnóstico y las actuaciones precisas para eliminar la plaga y con ello exterminar hormigas en las fabricas de alimentos y bebidas.

Posted in APPCC-Industria alimentaria, Hormigas and tagged , , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.