Endoterapia en Palmeras

La gestión de los tratamiento fitosanitarios es cada vez más frecuente en nuestros días. Ello es motivado por las múltiples ventajas que representa frente a los tratamientos tradicionales a la vez que se adecua mejor a la actual legislación fitosanitaria. El empleo de la endoterapia en palmeras es un sistema eficaz que debe plantearse de forma individualizada para cada ejemplar, atendiendo a sus características: altura, exposición, riego, existencia de césped en el suelo, factores edáficos y podas realizadas.

La endoterapia es empleada para combatir numerosas plagas, entre ellas la galeruca del olmo. En este post vamos a centrarnos en la utilización de la endoterapia en Palmeras.  El tratamiento consiste en la perforación en una zona del estípite donde se observe una buena hidratación con el fin de conseguir una buena dispersión del insecticida en la palmera. La perforación debe de realizarse mediante una broca desinfectada para asegurar que no se transmiten enfermedades entre ejemplares. Después, en el orificio realizado se inserta una aguja especial a través de la cual se inyecta el insecticida que puede ir unido o no a sustancias nutritivas. Una vez finalizado este proceso, se coloca el taco antiretorno a través del cual se inyecta la solución fungicida que protege la cámara de absorción y por último se aplica pasta de poda para el correcto sellado del orificio.

El uso de la endoterapia en palmeras se practica en el espite (tallo de la palmera). Este se genera en el momento en el que la yema apical alcanza cierto tamaño. En ese momento finaliza el crecimiento en diámetro y se produce el crecimiento en altura. Las palmeras se ven principalmente afectadas por Rhynchophorus ferrugineus (Picudo rojo) y  Paysandisia archon (oruga perforadora de las palmeras).

En en caso de Rhynchophorus ferrugineus, los síntomas visible más comunes son la existencia de las hojas externas caídas, desplomado general de la corona de hojas, aspecto ligeramente decaído de las hojas más tiernas del penacho central (palmito) que en su conjunto adquieres un color del amarillo al pardo rojizo.

La Paysandisia archon, ha sido introducida con la importación de palmeras de sudamerica y aunque los daños que genera no son siempre fáciles de detectar, suelen apreciarse perforaciones en las hojas, que en las palmeras de hoja palmada, se observan al disponerse de forma  semi-circular, afectando varios de su foliolos. en las palmeras de hoja pinnada se observan perforaciones de forma dispersa. Además se aprecia serrín y excrementos en la base de las hojas de la corona, base del tronco o zonas exteriores de éste, así como los capullos, exuvias (mudas vacías de las crisálidas) o huevos.

Posted in Endoterapia, Fitosanitarios and tagged , , , , , , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.