Cómo eliminar las hormigas en interior

Para eliminar las hormigas de interior, debemos llegar al hormiguero. Para ello hay que localizar las hormigas forrajeras (aquellas que buscan el alimento para la colonia). Las personas que habitan o trabajan en la instalación afectada pueden ser de gran ayuda, informando al técnico de control de plagas de aspectos como ¿dónde se han visto hormigas?, ¿cuándo?, ¿con qué frecuencia?, ¿existencia de áreas que han tenido problemas de humedad o fugas? ……

La presencia de hormigas en el interior con frecuencia es originada en el exterior, accediendo en busca únicamente de agua. Por tanto es oportuno revisar el exterior de la edificación investigando la existencia de hormigueros o la existencia de hileras de hormigas entrando en la instalación.

Las hormigas, al igual que las cucarachas, tienden a recorrer bordes artificiales como los embellecedores de la encimera y los zócalos. Por ello el técnico en control de plagas revisará las áreas donde las hormigas se sienten atraídas por la humedad como los aseos, cocinas, lavanderías y salas de calderas examinando los bordes a lo largo de zócalos, alrededor de la bañera, la base de los inodoros y a lo largo de las tuberías y cables de los electrodomésticos.
A veces se pueden observar pequeños montones de tierra en el suelo generados por las hormigas al extraerlos fuera de los huecos de la pared o a través de una grieta en la baldosa.

Muchos géneros de hormigas son sensibles a los insecticidas y desplazan su colonia si detectan la presencia de productos químicos en las inmediaciones del hormiguero. Si se emplean cebos para eliminar las hormigas, éstos deben ser atractivos sólo para las hormigas (no atrayendo a insectos no objetivo) y ofrecer una toxicidad retardada (permite que las hormigas tengan tiempo para alimentarse del cebo, reclutar otras hormigas a la fuente de alimento y llevar el cebo con insecticida a la colonia antes de morir por su efecto).

Control empleando cebos insecticidas
Un cebo para hormigas se compone de un ingrediente activo (insecticida) mezclado con un ingrediente alimentario, estando disponibles en diversas presentaciones (gel, gránulo, etc.).

Probablemente la mayor dificultad en la eliminación de las hormigas empleando cebos es conseguir obtener cebos insecticidas que presenten en su composición los carbohidratos / proteínas apetecibles para las hormigas. Mientras que algunas hormigas prefieren los dulces, otras prefieren las proteínas y las grasas, y muchas especies de hormigas cambian de un alimento al otro según las necesidades de desarrollo del hormiguero. Cuando las hormigas comienzan a rechazar un cebo, es hora de probar un cebo insecticida diferente.

Cuando sea posible, los cebos insecticidas se colocan directamente en los senderos ya que algunas hormigas no exploran fuera de sus senderos. También se emplazan próximos a las fuentes de agua como fregaderos, inodoros y plantas en macetas y a lo largo de los bordes donde las hormigas se mueven como las molduras de puertas, juntas formadas por la unión de pared/suelo, marcos de ventanas y en general a lo largo de los zócalos.
Con el empleo de cebos, a pesar de que los resultados no son inmediatos (la colonia es eliminada en unos días) es importante que el cliente entienda que este tratamiento ofrece resultado mejores y más permanentes que el empleo de otros insecticidas.

Posted in Hormigas, Insectos and tagged , , , .

Administrador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.