Cucarachas y ratas en supermercados

Si existen lugares donde los consumidores esperan limpieza y seguridad, las grandes superficies de alimentación son uno de ellos. La presencia de cucarachas y ratas en supermercados puede acabar con la confianza y con la imagen que el cliente tiene de un establecimiento y de su marca.

No hay duda al respecto, a las plagas les encanta los supermercados y el área donde se exponen los alimentos es una de sus preferidas en las grandes superficies. El fácil acceso a los alimentos y el agua hacen de sus tiendas el lugar perfecto para que las plagas se establezcan. Entre las cientos de alimentos frescos y deliciosos que cubren los estantes hay una tentación más que suficiente para que las plagas que acceden con la mercancía o de las proximidades del establecimiento se asiente, y mantenerlas a raya puede ser un desafío difícil.

Las ratas y los ratones no solo roen los paquetes y envases de los alimentos, también dejan un rastro de superficies contaminadas a lo largo de las áreas por donde se desplazan, contaminándolas con su orina, excrementos y su pelaje o la suciedad adherida a sus pies.

Hay muchos puntos potenciales de entrada a un gran supermercado, que aumenta con la antigüedad del establecimiento, su estado de mantenimiento así como la existencia de grietas alrededor de puertas y ventanas o en paredes, conductos de ventilación, tuberías, cableado, desagües, puertas, ventanas, pantallas. Los roedores, especialmente los ratones, solo necesitan un pequeño espacio para colarse dentro del supermercado.

Las cucarachas son quizás una de las plagas más temidas con la que se enfrentan los propietarios de supermercados en la actualidad. Debido a su pequeño tamaño, rápida y prolífica reproducción, las cucarachas también son una de las plagas más difíciles de eliminar, y añadiendo su fácil acceso junto a los alimentos, en un corto plazo de tiempo colonizan grandes áreas, gracias a la adecuada temperatura que existe en los supermercados para su desarrollo y a la existencia de alimento a su alcance.

Ante su detección hay que actuar con rapidez y trabajar duro para evitar que las cucarachas se extiendan. Estas se sienten atraídas incluso por los pequeños residuos de alimentos que quedan alrededor de las áreas de preparación de alimentos o por los derrames, la basura y materia en descomposición, etc. extendiéndose a las áreas de producción, preparación, almacenamiento y exhibición de alimentos.

Los riesgos que corre un supermercado ante la presencia e instalación de ratas, ratones y/o cucarachas y no actuar rápidamente para su eliminación puede provocar el fracaso del establecimiento, provocando:

Daños a la reputación y confianza del cliente

-Pérdida económica por el coste de los productos contaminados/dañados

-Reclamaciones por indemnizaciones

-Perdidas en las ventas

-Sanciones por parte de las autoridades sanitarias y reguladoras

-Cierre del negocio

Posted in Cucarachas, Roedores and tagged , , , , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.