Cucarachas y alergías

En las áreas urbanas, diversos estudios destacan que uno de cada cuatro niños se verá afectado por el asma, y de ellos, del 25 al 60 % manifestaran sensibilización al alérgeno de las cucarachas, estableciendo una causa efecto entre la existencia de cucarachas y alergias en las personas.

¿Dónde se encuentran estos alérgenos?

Son una proteína que se halla en las heces, la saliva y los cuerpos de las cucarachas. Para algunas personas, la exposición a los excrementos, mudas, secreciones o los cuerpos de las cucarachas hace que su sistema inmunitario tenga un exceso de actividad, causando síntomas como picazón en la piel, erupciones cutáneas, ojos llorosos y asma persistente. Para aquellas que son alérgicas, la exposición a las cucarachas puede provocar su hospitalización. De hecho, los niños que son alérgicos a las cucarachas, cuando están expuestos a ellas, tienen 3,3 veces más probabilidades de ser hospitalizados que sus compañeros no alérgicos.

Aunque la sensibilidad a los alérgenos de las cucarachas se puede encontrar en cualquier lugar donde existan poblaciones de cucarachas, los hogares en las ciudades tienen una mayor prevalencia de alérgenos de las cucarachas. Pero el problema no solo se encuentra en los hogares, también está presente en los colegios, lugares de trabajo y restaurantes.

El programa de control integrado de plagas es efectivo para reducir los alérgenos al evaluar cuidadosamente la presencia y la ubicación de las cucarachas. Recoge el procedimiento para eliminar las fuentes que sirven de alimento a estos vectores, mediante un almacenamiento y limpieza adecuados de los restos de comida, educación de los residentes, identificación de los defectos estructurales que permiten el acceso de las cucarachas, colocación de sistemas de monitorización y empleo de los insecticidas más adecuados.

Eliminar las cucarachas y los alérgenos genera beneficios de salud positivos. Las tácticas de reducción de alérgenos que se enumeran a continuación han demostrado ser eficaces para reducir con éxito sus niveles de presencia:

  • Ambientales (interior y exterior): eliminar los atrayentes, adecuado manejo de la vegetación y de la basura, control de la ventilación, temperatura y humedad.
  • Sanitarias: limpieza exhaustiva, sellado de orificios alrededor de conducciones, reducción del desorden y adecuadas prácticas de almacenamiento.
  • Eliminación no química: empleo de trampas de pegamento, captura y luz, aspiración, uso de repelentes, control de la iluminación.
  • Eliminación química: empleo de Insecticidas y rodenticidas.
Posted in Cucarachas and tagged , , , , , .

Administrador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.