Cuánto tiempo vive la chinche de la cama

Reproducimos un artículo de Pinto & Associates publicado en la revista pctonline sobre cuánto tiempo vive la chinche de la cama.

El tiempo de vida de una chinche de cama individual puede variar considerablemente, de meses a años. Esa variabilidad depende principalmente de la temperatura y otras condiciones ambientales, la calidad de los alimentos (sangre) y su disponibilidad, y la genética. La duración promedio de la vida de una chinche de cama típica, desde la eclosión de los huevos hasta la muerte en un ambiente de laboratorio, con condiciones ideales, es de seis a 12 meses.

 Pero la vida en el mundo real es muy diferente para un chinche de cama, y generalmente mucho más corta. Los chinches que viven alrededor de la cama de una persona compiten con otros chinches, productos químicos (limpieza e insecticidas), riesgo de aplastamiento durante la alimentación, depredadores (arañas, hormigas, etc.) y otros factores de riesgo. Las chinches de sexo femenino tienen una mayor mortalidad debido al riesgo de la inseminación traumática (el macho en realidad pincha la pared abdominal para plantar esperma) durante el apareamiento. Si un chinche sobrevive a todo eso, otros factores como la fluctuante temperatura que rara vez se acerca a los ideales de las condiciones del laboratorio o la comida (sangre) que no siempre aparece regularmente influyen en la vida de la chinche.

 ¿Qué factores afectan a la vida? Dentro de un cierto rango, a medida que la temperatura aumenta, los chinches se desarrollan más rápidamente. El tiempo de desarrollo promedio desde la eclosión de los huevos hasta la primera puesta de huevos es de uno a dos meses a 27 °C, el tiempo de desarrollo de huevo a huevo es de aproximadamente un mes; a 18 °C, el mismo desarrollo de huevo a huevo tarda cuatro meses.

 Si bien la temperatura es una variable muy importante que afecta la duración de la chinche de cama, la humedad parece tener poco impacto en el crecimiento y desarrollo de las chinches excepto en los extremos. La humedad muy baja aumenta la desecación y una humedad muy alta puede significar el crecimiento de hongos.

 ¿Cómo influye la disponibilidad de comida? Un chinche de cama normalmente se alimenta de 2 a 3 veces por semana, y necesita ingerir sangre para poner huevos. Sin embargo, una comida de sangre puede ser difícil de encontrar a veces, por ejemplo, cuando un apartamento está vacío o nos encontramos en pisos de uso vacacional o estacional. Ante estas situaciones las chinches parecen haberse adaptado a la inanición y, mientras que la puesta de huevos puede suspenderse, las chinches pueden sobrevivir durante períodos sorprendentemente largos sin sangre. Los adultos y las ninfas en las últimas fases de su desarrollo sobreviven significativamente más tiempo que las ninfas en etapas iniciales, más de un año bajo ciertas condiciones. Algunos expertos han dicho que las ninfas recién nacidas morirán a los pocos días de emerger del huevo si no son capaces de alimentarse de sangre. Otros autores exponen que las ninfas jóvenes pueden sobrevivir durante meses.

Aquí es donde la temperatura entra en juego de nuevo; la temperatura hace una diferencia en el tiempo de supervivencia en ausencia de comida. Las chinches hambrientas sobrevivieron de 5 a 10 veces más a 10 °C que a 27 °C. Esto se observó para todas las etapas de desarrollo de la chinche.

Estudios recientes sugieren que los tiempos de desarrollo de chinches de cama también pueden variar con diferentes poblaciones de chinches. Cuando se compararon tres cepas de chinches, el tiempo de huevo a adulto varió de 35 a 40 días. A su vez observar que una población de chinches que era altamente resistente a los insecticidas piretroides se desarrolló significativamente más rápido que los otros.

¿Qué conclusiones se pueden extraer? Es posible que deban replantear los criterios para declarar que una instalación está “libre de chinches“. Las poblaciones residuales de chinches pueden permanecer con vida en refugios protegidos durante meses después del tratamiento, o mientras el mobiliario ha sido guardado, o durante un período prolongado mientras las habitaciones o estructuras están desocupadas.

Descartar una habitación infestada, o incluso una vivienda completa, al estar desocupada por un largo periodo de tiempo pensando que las chinches han podido “desaparecer” no es una estrategia factible para los profesionales de la gestión de plagas. Las chinches no se extinguirán pronto y es probable que migren a una nueva ubicación donde puedan encontrar nuevos fuentes de alimento.

La mayoría de las empresas de control parecen esperar de 7 a 10 días después del tratamiento de chinches, que evaluar el éxito del tratamiento. Empleando este criterio no se tiene en cuenta la influencia de la temperatura. Los huevos de chinches en temperaturas frescas pueden tardar hasta 21 días en eclosionar, mucho después de que la instalación haya sido declarada “libre de chinches”.

Por ello es fácil entender por qué los problemas de chinches de cama generalmente alcanzan su punto máximo en los meses de verano, siendo los más grandes de julio a septiembre. Las chinches se desarrollan más rápido a temperaturas más altas, y también son más activas y más notables. Incluso en aquellas instalaciones que cuenten con aire acondicionado, la temperatura interior promedio es más cálida en verano que en invierno.

Posted in Chinche de la cama, Sin categoría and tagged , , .

Administrador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.