¿Cómo combatir la mosca de la fruta?

Hay más de 4.500 especies de moscas de la fruta en el mundo. Son pequeñas, de aproximadamente 6 milímetros de largo y tienen anillos negros transversales en su abdomen. Como rasgo diferenciador, presentan el color rojo de sus ojos. Son insectos comunes en restaurantes y edificios comerciales y ante su presencia es necesario plantearse ¿cómo combatir la mosca de la fruta?

Pueden coexistir en cualquier lugar con la descomposición de materia orgánica, prefiriendo criar en materia orgánica relativamente nueva. Debido a su corto ciclo de vida y a la masa grande de huevos que producen (hasta 500, son un problema durante todo el año, especialmente en restaurantes donde el saneamiento es deficiente.

Para combatirla con buen resultado es conveniente seguir las siguientes medidas:

1. Hallar y eliminar fuentes de cría. En cada revisión debe buscarse cuidadosamente las áreas de fermentación o descomposición de materia orgánica. Algunas de estas áreas son donde se almacenan frutas y verduras fuera de refrigeradores/enfriadores, contenedores donde se forma una película de suciedad,  tuberías con mal drenaje con fugas o agua estancada.

2. Colaboración de la instalación.  Es importante solicitar la ayuda y establecer una comunicación continua con el cliente,  explicando todas las medidas correctivas y preventivas que deben adoptarse.

3. Empleo de biocidas eficaces. El saneamiento es clave para prevenir la infestación de moscas de la fruta. Sin embargo, las prácticas de saneamiento requieren tiempo para proporcionar la eliminación total. Implementar buenas rutinas de saneamiento puede ser un desafío, por lo que mientras se realizan, el empleo de insecticidas generará un alivio temporal. Es oportuno emplear un insecticida residual comprobado para tratar las áreas que descansan con mosca, así como las áreas de cría de larvas.

4. Planteamiento reactivo frente a proactivo. Es oportuno formar y informar al cliente sobre la necesidad de establecer una limpieza regular de restos de comida; sacar la basura todos los días; comprar sólo la cantidad de frutas y verduras necesarias y almacenarlas dentro del refrigerador o en recipientes sellados, cuando corresponda; asegurándose de que todas las ventanas y puertas están cerradas o tienen las barreras de control adecuadas.

CONCLUSIÓN. Combatir la mosca de la fruta requiere métodos de control químicos y no químicos para eliminar las fuentes de cría de larvas. Construir una relación con los clientes comunicando y documentando todas las acciones correctivas tomadas y los hallazgos en las revisiones, incluidos los puntos de acceso del insecto, el saneamiento y todos los lugares de cría.

Posted in Control integral plagas, Insectos.

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.