Claves para eliminar la cucaracha rubia

Conocer las claves para eliminar la cucaracha rubia resolverá las desagradables situaciones que ocasiona. La cucaracha rubia en viviendas y edificios comerciales fue hasta hace unos años la plaga más común y alarmante. Esto cambió gracias al empleo de cebos alimenticios, sin embargo la utilización de estos insecticidas por sí solos no garantiza el éxito en el control, siendo necesario la destreza y el conocimiento de su biología y comportamiento. Para un control eficaz debemos tener en cuenta que:

 

  1. La cucaracha rubia o alemana tiene un increíble potencial reproductivo.

Una cucaracha hembra fecundada junto a su descendencia puede producir varios miles de cucarachas en sólo un año. Para anular el aumento de la población, el servicio de control de plagas tiene que ser lo suficientemente frecuente para asegurar el control entre las visitas programadas.

  1. La cucaracha rubia ama el calor y la humedad.

La cucaracha prefiere una temperatura de 30º-35º C con una humedad de 90 a 95%, así se concentran encima de los motores y otras fuentes de calor, debajo del fregadero y alrededor de las tuberías de agua y áreas húmedas.

  1. Las cucarachas alemanas pasan la mayor parte de sus vidas ocultas y protegidas.

Por cada cucaracha a la vista durante el día, cientos están ocultas en grietas, fisuras y huecos esperando la ausencia de luz para alimentarse.

  1. Las cucarachas alemanas son gregarias (viven formando grupos).

El trabajo requiere minuciosidad, dejar un grupo sin eliminar genera una infestación en poco tiempo.

  1. Las cucarachas alemanas protegen sus huevos (ootecas) hasta su apertura.

La hembra porta su huevo durante toda la fecundación, dejándolo justo antes de la eclosión, asegurando así el desarrollo de su descendencia.

  1. Las cápsulas de huevo (ootecas) son impermeables a los insecticidas.

La mayoría de los insecticidas no tienen la capacidad de penetrar la capsula aunque se apliquen directamente sobre ella. Esta es otra razón para programar servicios de control de seguimiento en infestaciones severas.

  1. Las cucarachas alemanas detectan y evitan muchos insecticidas.

Gran parte de los insecticidas y los polvos son repelentes en mayor o menor grado, principalmente si se realizan aplicaciones acumulativas en el mismo lugar lo que provoca el desplazamiento de éstas a áreas cercanas. El empleo de geles alimentarios solventa en cierto modo esta cuestión.

  1. Las cucarachas alemanas pueden desarrollar resistencia a los insecticidas.

Cuando los insectos son expuestos a un insecticida, los menos susceptibles pueden sobrevivir para transmitir su “resistencia” a su descendencia. Esta resistencia puede ser fisiológica o de comportamiento. Para evitarlas es aconsejable rotar los insecticidas.

Por último y no por ello de menor importancia, un buen controlador de plagas nunca dejará pasar por alto que la cucaracha alemana puede cambiar su comportamiento normal. Es por ello que a veces nos encontramos con una vivienda infestada con cucarachas en el salón, pero no en la cocina. O las cucarachas rubias se observan moviéndose al aire libre bajo la luz brillante. En estas situaciones, debe analizarse que puede estar provocando este comportamiento y establecer una estrategia de eliminación.

Seguro que con las claves para eliminar la cucaracha rubia obtendrá los mejores resultados.

Posted in Insectos and tagged , , .

nicolas Yanes Tavora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.